Ley 1006 de 2006

Fecha de Expedición: 23 de enero de 2006

Fecha de Entrada en Vigencia:

Medio de Publicación:

REGULACIÓN PROFESIÓN U OFICIO
- Subtema: Administrador Público

Reglamenta la profesión de Administrador Público y se deroga la Ley 5ª de 1991.

Los datos publicados tienen propósitos exclusivamente informativos. El Departamento Administrativo de la Función Pública no se hace responsable de la vigencia de la presente norma. Nos encontramos en un proceso permanente de actualización de los contenidos.

LEY 1006 DE 2006

 

(Enero 23)

 

“Por la cual se reglamenta la profesión de Administrador Público y se deroga la Ley 5ª de 1991.”

 

EL CONGRESO DE COLOMBIA

 

DECRETA:

 

CAPÍTULO I

 

CAMPO DE APLICACIÓN Y DISPOSICIONES GENERALES

 

ARTÍCULO  1º. Objeto. La presente ley define la profesión de Administrador Público, reglamenta su ejercicio, determina su naturaleza y campo de aplicación, desarrolla los principios que la rigen, señala sus entes rectores de dirección, organización, acreditación y control del ejercicio de la profesión.

 

ARTÍCULO  2º. Función del Administrador Público. La profesión de Administrador Público tiene como función social el ejercicio de actividades que comprenden el desarrollo de las funciones del Estado y del manejo de los asuntos públicos. Además, aquellas actividades orientadas a generar procesos integrales que incrementen la capacidad institucional y efectividad del Estado y de las organizaciones no estatales con responsabilidades públicas, en la dirección y manejo de los asuntos públicos.

 

ARTÍCULO  3º. Campo de acción. El ejercicio de la profesión de Administrador Público está constituido por los siguientes campos de acción:

 

a) El desempeño de empleos para los cuales se requiere título profesional de Administrador Público de acuerdo en todo a lo dispuesto en la presente ley;

 

b) La realización de estudios y proyectos de asesoría y consultoría para cualquier organismo de los sectores público y privado en materias de carácter estatal y de manejo de asuntos públicos;

 

c) Diseño, dirección, ejecución de políticas, programas y proyectos propios del ámbito de lo público;

 

d) El ejercicio de la docencia y la investigación cientí.ca en materias relacionadas con la profesión en instituciones de educación o de investigación;

 

e) Las demás relacionadas con el desarrollo científico, social, económico y político sean inherentes al ejercicio de la profesión.

 

ARTÍCULO  4º. De los Administradores Públicos. Para todos los efectos legales se consideran Administradores Públicos:

 

a) Quienes hayan adquirido o adquieran el título de Administrador Público expedido por la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, o por cualquier otra institución de Educación Superior reconocida por el Ministerio de Educación Nacional;

 

b) Quienes con anterioridad a la vigencia de la presente ley hayan obtenido el título de Licenciado en Ciencias Políticas y Administrativas, Administrador Público, Administrador Público Municipal y Regional, Administrador Público Territorial y quienes en el futuro obtengan este título profesional que reúna los requisitos de conformidad con la normatividad vigente para educación superior y que sea expedido por la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP;

 

c) Los nacionales o extranjeros con título de Administrador Público expedido por entidades de educación superior de países con los cuales Colombia tenga Tratados o Convenios de equivalencia de títulos universitarios, previo cumplimiento de los requisitos establecidos por el Gobierno Nacional para ese efecto.

 

PARÁGRAFO  TRANSITORIO. Quienes obtengan el título de Administrador Público Municipal y Regional o el de Administrador Público Territorial expedido por la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, dentro del plan de finalización de las cohortes del plan de estudios correspondientes.

 

CAPÍTULO II

 

DEL COLEGIO COLOMBIANO DEL ADMINISTRADOR PÚBLICO

 

ARTÍCULO  5º. Asígnase al Colegio Colombiano del Administrador Público las siguientes funciones públicas delegadas:

 

a) Actualizar, mantener y divulgar el Registro Único Nacional del Administrador Público que elabore por primera vez el Consejo Profesional del Administrador Público según el literal a) del artículo 8º de la presente ley;

 

b) Ayudar al proceso de registro y trámite de la matrícula de los Administradores Públicos, en coordinación con el Consejo Profesional del Administrador Público en el "Registro Único Nacional del Administrador Público" y vigilar el cumplimiento de los plazos establecidos en el artículo 8º, literal b) de la presente ley;

 

c) Expedir las certificaciones y constancias a los profesionales inscritos en el Registro Único Nacional de Administradores Públicos y en especial la certificación de vigencia de la matrícula profesional;

 

d) Acreditar a las asociaciones gremiales de profesionales de la Administración Pública para la expedición de protocolos, manuales y guías de atención en la prestación de los servicios de su profesión y las demás funciones que esta ley o su desarrollo les confieran. Estos protocolos, manuales y guías serán reconocidos por "Acuerdos" emanados por el Colegio;

 

e) Ejercer las funciones de Tribunal de Ética de los Administradores Públicos sin perjuicio de las acciones que deban adelantar los diferentes organismos judiciales y de control, de conformidad con lo estipulado en la normatividad vigente;

 

f) Promover, en coordinación con el Consejo Profesional del Administrador Público, lo relacionado con los literales e) y f) del artículo 8º de la presente ley;

 

g) Estimular Sistemas de Seguridad Social para los Administradores Públicos;

 

h) Denunciar ante el Consejo Profesional del Administrador Público las violaciones comprobadas a las disposiciones legales que reglamenten el ejercicio de la profesión;

 

i) Auspiciar a las Asociaciones de Administradores Públicos, secundar sus programas en cuanto contribuyan a enaltecer y dignificar la profesión del Administrador Público y vigilar su funcionamiento;

 

j) Dictar su propio reglamento y su organización interna respetando sus principios rectores.

 

ARTÍCULO  6º.El Colegio Colombiano del Administrador Público reglamentará los procedimientos necesarios para realizar las funciones públicas que les han sido asignadas. Sus decisiones se tomarán a través de Acuerdos, los cuales se registrarán y numerarán en un libro debidamente foliado. Estos Acuerdos estarán sometidos al control de la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

 

CAPÍTULO III

 

REGLAMENTACIONES GENERALES

 

ARTÍCULO  7º. A partir de la sanción de la presente ley, para ejercer la profesión de Administrador Público se requerirá haber obtenido uno de los títulos de que trata el artículo 4º de la presente ley, estar inscrito en el Registro Único Nacional de Administradores Públicos y tener vigentes las respectivas matrícula y Tarjeta Profesional expedidas por el Consejo Profesional del Administrador Público.

 

PARÁGRAFO  1º. No se podrá ejercer la profesión de Administrador Público ni anunciarse como tal sin estar inscrito en el Registro Único Nacional del Administrador Público y tener vigente la Tarjeta Profesional.

 

PARÁGRAFO  2º. No podrá ser inscrito como Administrador Público y si ya lo estuviere, deberá ser suspendido:

 

a) Quien se halle en interdicción judicial;

 

b) El responsable de delito que tenga señalada pena de presidio o de prisión, cometido con posterioridad a la vigencia de la presente ley, si por las modalidades y circunstancias del hecho, los motivos determinantes y la personalidad del Agente el Colegio Colombiano del Administrador Público lo considera indigno de ejercer la profesión.

 

Se exceptúa el caso de la condena condicional o el perdón judicial.

 

ARTÍCULO  8º. El ejercicio ilegal de la profesión de Administrador Público. Incurrirá en ejercicio ilegal de la profesión de Administrador Público y estará sometido a las sanciones señaladas para tal infracción:

 

a) Quien no siendo Administrador Público se anuncie o se haga pasar como tal u ofrezca servicios profesionales que requieren dicha calidad;

 

b) El Administrador Público que actúe como tal estando suspendido o excluido de la profesión; y,

 

c) El Administrador Público que intervenga no obstante la sentencia de una inhabilidad o incompatibilidad.

 

PARÁGRAFO  1º. El Funcionario Público que admita como empleado, asesor o consultor a quien no sea Administrador Público o tolere la actuación de quien no tenga esta calidad o que en cualquier forma facilite, autorice o patrocine el ejercicio ilegal de la profesión del Administrador Público, incurrirá en falta disciplinaria que será calificada y sancionada de acuerdo a la Ley 734, Código Único Disciplinario.

 

PARÁGRAFO  2º. Cualquier persona podrá denunciar ante las autoridades competentes la infracción por ejercicio ilegal de la profesión de Administrador Público de que tenga conocimiento.

 

El Funcionario Público que tuviere conocimiento de una de ellas está en la obligación de denunciarla ante el juez competente y si es este quien por cualquier medio tiene noticia de la infracción, deberá iniciar de oficio el proceso correspondiente.

 

ARTÍCULO  9º. Para el ejercicio de empleos de carácter administrativo en las entidades del Estado en cualquiera de los niveles territoriales, se incluirá la profesión de Administrador Público en los manuales de funciones de dichas entidades como una de las profesiones requeridas para el ejercido del cargo.

 

PARÁGRAFO . El Departamento Administrativo de la Función Pública y el Colegio Colombiano del Administrador Público vigilarán el cumplimiento del presente artículo.

 

CAPÍTULO IV

 

DEL REGISTRO ÚNICO NACIONAL DEL ADMINISTRADOR PÚBLICO

 

ARTÍCULO  10º. Todas las Instituciones de Educación Superior debidamente reconocidas por el Ministerio de Educación Nacional formadoras de Administradores Públicos, deberán enviar de oficio las actas de grado de Administrador Público que expidan, al Consejo Profesional del Administrador Público para que sea inscrito en el Registro Único Nacional del Administrador Público.

 

PARÁGRAFO  1º. El Consejo Profesional del Administrador Público, a solicitud del interesado, dispondrá de treinta (30) días hábiles para la expedición de las respectivas matrícula y tarjeta profesional.

 

PARÁGRAFO  2º. Cuando se trate de Administradores Públicos extranjeros, la inclusión en el Registro Único Nacional será a petición del interesado ante el Colegio Colombiano del Administrador Público con el lleno de los requisitos establecidos en esta ley.

 

CAPÍTULO V

 

RÉGIMEN DISCIPLINARIO

 

ARTÍCULO  11. Deberes profesionales del Administrador Público. Son deberes de todo Administrador Público:

 

a) Conservar la dignidad y el decoro de la profesión;

 

b) Colaborar en la recta y cumplida Función Administrativa;

 

c) Observar y exigir la mesura, la seriedad y el respeto debidos en sus relaciones con los Servidores Públicos y con los Funcionarios Públicos, con los colaboradores de la Administración Pública y con las demás personas que intervengan en los asuntos de su profesión;

 

d) Obrar con absoluta lealtad y honradez en sus relaciones profesionales;

 

e) Guardar el secreto profesional;

 

f) Atender con diligencia sus encargos profesionales; y

 

g) Proceder lealmente con sus colegas.

 

ARTÍCULO  12. Faltas disciplinarias contra la dignidad de la profesión. Constituyen faltas contra la dignidad de la profesión del Administrador Público:

 

a) La embriaguez pública consuetudinaria o el hábito injustificado de consumo de drogas estupefacientes;

 

b) La provocación reiterada de riñas o escándalos públicos;

 

c) El patrocinio del ejercicio ilegal de la profesión del Administrador Público.

 

El Administrador Público que incurra en una de estas faltas incurrirá en amonestación, censura o suspensión.

 

ARTÍCULO  13. Faltas disciplinarias contra el decoro profesional. Son faltas contra el decoro profesional:

 

a) La propaganda por anuncios en los medios que no se limiten al nombre del Administrador Público, sus títulos y especializaciones académicas, los cargos desempeñados, los asuntos a que atiende de preferencia o con exclusividad y los relativos a su domicilio profesional, y,

 

b) La solicitud o consecución de publicidad laudatoria para sí o para los funcionarios públicos que conozcan o hayan conocido de los asuntos concretos a cargo del Administrador Público.

 

El Administrador Público incurso en una de estas faltas incurrirá en sanción de amonestación o censura.

 

ARTÍCULO  14. Faltas disciplinarias contra el respeto debido a la función pública. Constituyen faltas contra el respeto debido a la función pública o administrativa, las injurias y acusaciones temerarias contra los Servidores, Funcionarios o Administradores Públicos y demás personas que intervengan en los asuntos profesionales, sin perjuicio de reprochar comedidamente o denunciar por los canales competentes las faltas cometidas por dichas personas.

 

CAPÍTULO VI

 

VIGENCIA

 

ARTÍCULO  15. La presente ley rige a partir de su promulgación y deroga expresamente la Ley 5º de 1991, el Decreto 272 de 1993 y demás disposiciones que le sean contrarias.

 

LA PRESIDENTA DEL HONORABLE SENADO DE LA REPÚBLICA,

 

CLAUDIA BLUM DE BARBERI.

 

EL SECRETARIO GENERAL DEL HONORABLE SENADO DE LA REPÚBLICA,

 

EMILIO RAMÓN OTERO DAJUD.

 

EL PRESIDENTE DE LA HONORABLE CÁMARA DE REPRESENTANTES,

 

JULIO E. GALLARDO ARCHBOLD.

 

EL SECRETARIO GENERAL DE LA HONORABLE CÁMARA DE REPRESENTANTES,

 

ANGELINO LIZCANO RIVERA.

 

REPUBLICA DE COLOMBIA - GOBIERNO NACIONAL

 

PUBLÍQUESE Y CÚMPLASE.

 

Dada en Bogotá, D. C., a los 23 días del mes de enero de 2006.

 

ÁLVARO URIBE VÉLEZ

 

LA MINISTRA DE EDUCACIÓN NACIONAL,

 

CECILIA MARÍA VÉLEZ WHITE.

 

EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO ADMINISTRATIVO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA,

 

FERNANDO ANTONIO GRILLO RUBIANO.

 

NOTA: Publicado en el Diario Oficial No. 46106 de enero, 23 de 2006.