icono opinión

Su opinión es muy importante para nosotros escríbanos a sirvoamipais@funcionpublica.gov.co

Los usos de la cuota monetaria
Son varios los beneficios que los servidores públicos pueden gozar de las cajas de compensación familiar a la que se encuentren afiliados.

Son varios los beneficios que los servidores públicos pueden gozar de las cajas de compensación familiar a la que se encuentren afiliados. Uno de ellos tiene que ver con la cuota monetaria que reciben más de nueve millones de trabajadores en todo el país, según las cifras más recientes de la Superintendencia del Subsidio Familiar.


Para este año se tiene destinado en recursos $2,1 billones para atender a los beneficiarios de la cuota monetaria. Tenga en cuenta las condiciones para poder recibir este subsidio. En primer lugar, el beneficio aplica para los trabajadores que tengan personas a cargo. Otro requisito es si usted es un servidor público que tiene una remuneración de hasta cuatro salarios mínimos mensuales y, que al sumarlos con los de su cónyuge no superen los seis salarios mínimos mensuales. A plata blanca estamos hablando en un primer caso de $3.312.464 y de $4.968.696 respectivamente.


El valor de la cuota monetaria varía según la región en donde se encuentre el beneficiario. Por ejemplo, para el 2019 quedó pactada una cuota de $32.656 para los afiliados de las cajas de compensación en Antioquia. Este departamento tuvo un incremento de 9,19% en el valor a depositar de la cuota monetaria. Pero si el trabajador reside en Amazonas, la cuota monetaria fijada para las cajas de compensación del departamento está en $26.386.


Ahora bien, esta cuota es desembolsada por cada persona a cargo que tiene el servidor público. En ese orden de ideas, por ejemplo, si un funcionario que reside en Bogotá (con una cuota moderadora de $33.392) tiene dos hijos y puede aplicar al subsidio, la caja de compensación mensualmente le girará $66.784.


Hay otras consideraciones a tener en cuenta. Por ejemplo, si el servidor público tiene a cargo una persona con discapacidad certificada y además con la evidencia que convive con el trabajador, puede solicitar una cuota monetaria doble. De igual manera ocurre con el auxilio funerario que se tiene tanto para el trabajador como para sus personas a cargo.


Según la normativa el auxilio por muerte es equivalente a doce cuotas monetarias. En ese orden de ideas, un servidor público que vive en el departamento del Atlántico – cuya cuota monetaria para 2019 es de $29.708-  que cumpla con los requisitos y necesite el auxilio, tendría un desembolso de $356.496.