Actualidad de

Imagen Sirvo a mi pais
 

La información de interés para los servidores públicos y contratistas sobre finanzas, gestión pública, bienestar y otras temáticas para estar actualizado.

La llave de la reactivación económica es la Economía Solidaria
Fotografía de Rafael González

Por: Rafael González
Director de la Unidad Administrativa Especial de las Organizaciones Solidarias (UAEOS)

Esta pandemia nos ha dejado muchas lecciones en lo individual y en lo colectivo. Aprendimos a valorar más el tiempo en familia y las cosas que de verdad son importantes como la salud o la amistad. Pero esta pandemia no se ha acabado y estamos en un momento económico fuerte, donde miles de colombianos han perdido su empleo y muchas pequeñas y hasta grandes empresas han tenido que cerrar sus puertas o reducir personal. Parecemos en una economía de guerra.

Según el informe del mercado laboral del Dane, para enero de este año se registró una cifra de desempleo del 17,3% en el total nacional, lo que significó un aumento de 4,3 puntos porcentuales respecto a enero (13%) de 2020. Es decir, que la población ocupada en el país en el primer mes de 2021 fue 20 millones de personas. Asimismo, según la Cámara de Comercio de Bogotá, solo en la capital y la región de Cundinamarca, más de 53 mil empresas cerraron por causas derivadas de la pandemia. Un panorama que parece desolador convirtiéndose en la caída más fuerte en los últimos diez años… Entonces, ¿Qué hacer?

No todo está perdido y sabemos que una golondrina no hace verano. Un empresario que se caiga, se puede volver a levantar, pero, si son varios los que se unen para levantarse, la estrategia puede ser mucho mejor.

El cooperativismo y las empresas basadas en economía solidaria han sido la herramienta para que los países que han caído en crisis, puedan volver a resurgir y estabilizarse. Este tipo de economía está centrada en el ser humano y se constituye en un sistema socioeconómico, cultural, ambiental y político, conformado por el conjunto de fuerzas sociales organizadas en formas asociativas identificadas por prácticas autogestionarias solidarias, democráticas y humanistas, sin ánimo de lucro para el desarrollo integral del ser humano como sujeto, actor y fin de la economía. Ahí se unen tres sectores para impulsarlas: el sector Estatal, el empresarial y el tercer sector, que es el civil, y dentro de este se identifica las empresas de la economía solidaria como las cooperativas, los fondos de empleados y las asociaciones mutuales.

Teniendo en cuenta la base de datos reportada por la Superintendencia de Economía Solidaria con corte a 31 de diciembre de 2020, las más de 3.290 entidades que presentaron sus estados financieros, obtuvieron ingresos superiores a los $ 19.9 billones de pesos, registrando más de cinco millones novecientos mil asociados y generando más de 59 mil empleos directos.

Si continuamos trabajando unidos y dejamos de lado nuestras diferencias, nuestro modelo sería el instrumento en la consolidación del crecimiento de los territorios solidarios en nuestro país.

Hoy por fin un Gobierno toma este tipo de economía en serio. En este esfuerzo cabe resaltar la relevancia dada a la economía solidaria dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 ‘Pacto por Colombia, Pacto por la equidad’, que busca fomentar la transformación productiva a través de comercialización de productos por medio de cadenas sostenibles, estrategias con gobiernos locales y organizaciones público-privadas, sofisticación de equipos, implementación de educación en los planes estudiantiles locales y nacionales, el fortalecimiento de las organizaciones de producción pequeñas y medianas con enfoque agropecuario, dentro de los esquemas del modelo asociativo solidario.

Hoy, por ejemplo, contamos con un faro y guía que es la Comisión Intersectorial para la Economía Solidaria. Este trabajo no habría podido adelantarse sin el esfuerzo mancomunado que se inició desde el año 2019 bajo el liderazgo del presidente de la República, Iván Duque Márquez, quién asignó esta importante tarea de la vicepresidente, Martha Lucía Ramírez, junto con los ministerios de Trabajo, Agricultura, Salud y Hacienda, la UAEOS (Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias), el Departamento Nacional de Planeación y la Superintendencia de la Economía Solidaria, entre otras entidades del orden nacional, que han centrado su trabajo en busca del fortalecimiento de la estructuración de proyectos, el fomento del modelo cooperativo, vigilancia, inspección y control y la revisión de la normatividad jurídica y económica.

De allí saldrá el diseño y puesta en marcha de la Política Pública para el sector de la economía solidaria que se articulará de manera transversal a las políticas de desarrollo económico y empresarial con énfasis en la economía rural y campesina, favoreciendo no solo a pequeños productores, sino también a la equidad de género, el emprendimiento y asociatividad de la juventud y los trabajadores.

Con todo este trabajo mancomunado desde el Estado como respaldo y con esta coyuntura, en síntesis, la pandemia nos ha permitido demostrar que la UAEOS, como parte del Gobierno Nacional, se ha unido al esfuerzo realizado para posicionar a las organizaciones del sector solidario, como modelo económico que permita, no solo la reactivación del país, sino también la disminución de las cifras de desempleo, la generación y formalización de los colombianos, el acceso a la educación y el fomento de los pequeños y medianos productores, por medio de estrategias como los Mercados Campesinos Solidarios y las Compras Públicas Locales.

Ahí está la clave. Ahí están las llaves para el impulso hacia una reactivación económica fortalecida y duradera. Una economía solidaria que está en el ser humano y en el mundo observable: nada, nada de la naturaleza toma más de lo que necesita; un océano, una selva, el cuerpo humano, todos son cooperativos. Como lo promulgó Charles Darwin: aquí no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapte, y si alguna lección nos deja esta pandemia es que pertenecemos a un todo y así es como podemos salir adelante.

“Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”.
Henry Ford.