icono opinión

Su opinión es muy importante para nosotros escríbanos a sirvoamipais@funcionpublica.gov.co

Bancolombia, Universidad Javeriana y Transparencia por Colombia proponen uso de Big Data para investigar la corrupción

Bancolombia, Universidad Javeriana y Transparencia por Colombia proponen uso de Big Data para investigar la corrupción

 

La corrupción en Colombia es un fenómeno estructural y sistémico que está presente en la gestión pública nacional, municipal y departamental. A pesar de esto, es posible identificar que la contratación pública es el punto más álgido del problema.

Por esto, la Escuela Javeriana de Gobierno y Ética Pública, Bancolombia y Transparencia por Colombia realizaron el foro ‘Los riesgos de corrupción en la contratación pública y sus impactos’, que tuvo como objetivo dialogar sobre la problemática que vincula a la corrupción con la contratación pública, además de analizar el impacto que esta situación tiene tanto en la gobernabilidad y la capacidad de gestión del Estado, como en las garantías del desarrollo de las personas.

La agenda incluyó la presentación del informe ‘Así se mueve la corrupción: radiografía de los hechos de corrupción en Colombia 2016-2018’, del Monitor Ciudadano de la Corrupción, con énfasis en los datos de Antioquia, y contó con la visión internacional de Mihály Fazekas, profesor de la Central European University.

Fazekas se ha destacado en el uso de Big Data para medir los riesgos de corrupción en los procesos de contratación pública en más de 33 países europeos. Su conferencia se tituló “Riesgos de corrupción en la contratación pública alrededor del mundo: mediciones y soluciones”.

Un dato del informe de Transparencia por Colombia que llamó la atención de los asistentes y que fue parte de la conversación fue el hecho de que el periodismo investigativo nacional y regional reveló 327 hechos de corrupción en el período cubierto por el reporte (2016-2018). El informe confirmó que la mayoría de casos están asociados a la contratación pública y que dos de los sectores más afectados por la corrupción son la educación y la salud.

Durante el encuentro, Gerardo Andrés Hernández, director de Transparencia por Colombia, destacó que “la contratación pública es una pieza clave en el ciclo de la corrupción, que empieza en la política (distorsión de las reglas de la competencia electoral) y continúa en la gestión pública (distorsión en la toma de decisiones sobre procesos de contratación pública, empleo público y provisión de subsidios, bienes y servicios)”. Según el último informe de Monitor Ciudadano de la Corrupción, la corrupción administrativa ocurre en el 73% de los casos registrados.

El padre Luis Fernando Álvarez Londoño, vicerrector de Extensión y Relaciones Interinstitucionales y Director de la Escuela de Gobierno y Ética Pública de la Pontificia Universidad Javeriana, comentó que “todos los actores de la contratación pública deben invertir esfuerzos para construir una ética de la planeación contractual”.

Álvarez agregó que “a pesar de múltiples ejemplos de contratos accidentados por falta de una planeación, sobre todo en el ámbito de las obras públicas, persisten los graves problemas en la estructuración, no sólo de los pequeños, sino de los grandes proyectos de obra a todo nivel territorial del Estado. Se pierden de vista deberes fundamentales, que si bien están radicados en cabeza de las entidades estatales, no son ajenos a la experticia de los contratistas”.

Finalmente Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, ratificó que la entidad financiera “es consciente del rol que tiene el sector privado en la construcción de una sociedad ética, justa e incluyente, con líderes y servidores públicos comprometidos con un buen gobierno y con una administración pública que trabaje por el bienestar de los ciudadanos en Colombia y la región”.

Además, hizo un llamado a visibilizar el fenómeno de la corrupción y a que se tomen acciones decididas para combatirla. “Estamos convencidos de que los únicos buenos negocios son aquellos que se fundamentan en la ética, la integridad y la transparencia. Solo si actuamos de esta manera frente a cada acción, alcanzaremos un crecimiento sostenible y una reputación sólida”, concluyó.