Actualidad de

Imagen Sirvo a mi pais
 

La información de interés para los servidores públicos y contratistas sobre finanzas, gestión pública, bienestar y otras temáticas para estar actualizado.

Bienestar y Salud: 25% de los casos de epilepsia son prevenibles

La epilepsia es una enfermedad crónica no transmisible de tipo neurológico, que afecta a personas de todas las edades; sin embargo, el 50% de las diagnosticadas en el país están entre los 19 y 59 años. Por lo que el Ministerio de Salud y Protección Social busca sensibilizar a la ciudadanía sobre esta patología, su prevención y cuidados.

“La Ley 1414 de 2010 establece medidas especiales de protección para las personas que padecen epilepsia, es así que, en desarrollo de la misma se han incluido en el plan de beneficios en salud los procedimientos, actividades e intervenciones necesarias para el abordaje de esta”, apuntó Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio.

Entre 2015 y 2019 se identificaron 767.251 personas con epilepsia en Colombia; las entidades territoriales con mayor número de casos son: Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca. Mientras que, a nivel mundial alrededor de 50 millones de personas la padecen.

Aunque el 25% de los casos son prevenibles, las infecciones del sistema nervioso central son causa frecuente de la enfermedad en zonas tropicales. Cerca del 80% de los pacientes viven en países de ingresos bajos y medianos.

Bautista explicó que existe una asociación bidireccional entre epilepsia y demencia, cuando se presenta una de las dos patologías el riesgo de padecer la otra aumenta el doble. Agregó que, en 2018 se expidió la Política Nacional de Salud Mental, que se encuentra en implementación y contempla la prevención, tratamiento y rehabilitación integral de la epilepsia.

“La discriminación y estigmatización social que rodea la epilepsia en algunos lugares son, a menudo, más difíciles de vencer que las propias convulsiones. Las personas con epilepsia pueden ser objeto de prejuicios, lo que hace que no busquen tratamiento para evitar ser reconocidos con la enfermedad”, expresó.

Además, suelen padecer más problemas físicos (fracturas y hematomas derivados de traumatismos relacionados con las convulsiones) y mayores tasas de trastornos mentales, entre ellos ansiedad y depresión, comorbilidades que empeoran el pronóstico y la calidad de vida, con riesgo de aumentar hasta 10 veces más los intentos de suicidio y consumo de sustancias psicoactivas, que la población general.

Prevención

La subdirectora de Enfermedades No Transmisibles de la cartera de Salud entregó algunas recomendaciones importantes para prevenir la enfermedad. Lo primero es la prevención de los traumatismos craneales como la forma más eficaz de evitar la epilepsia postraumática.

“La atención perinatal adecuada puede reducir los nuevos casos de epilepsia causados por lesiones durante el parto. La eliminación de los parásitos (cisticerco), el cumplimiento del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) y la educación sobre cómo evitar las infecciones, pueden ser eficaces para reducir la epilepsia en diferentes entornos”, anotó.

La prevención de la epilepsia asociada a los accidentes cerebrovasculares se centra en la reducción de los factores de riesgo cardiovascular, por ejemplo, a través de medidas de prevención o control de la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad, prevención del tabaquismo y del consumo excesivo de alcohol.