Actualidad de

Imagen Sirvo a mi pais
 

La información de interés para los servidores públicos y contratistas sobre finanzas, gestión pública, bienestar y otras temáticas para estar actualizado.

Lo que necesitas saber de la retención en la fuente

Mediante el Decreto 1680 de 2020, el Gobierno nacional reglamentó los plazos para la presentación y pago de las declaraciones tributarias y el cumplimiento de las obligaciones fiscales durante el año 2021. El Boletín Sirvo a mi País recoge los impuestos más relevantes que fueron informados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN):

En el transcurso del año, son muchos los colombianos que deben familiarizarse que, al percibir un ingreso por un bien o servicio, le pueden hacer una retención en la fuente. Adriana Solano, subdirectora de asistencia al cliente de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), explica que la retención en la fuente es “un porcentaje de dinero que se retiene de los ingresos de las personas u organizaciones al momento de adquirir ingresos, honorarios o prestar un servicio”.

La retención en la fuente inicia cuando hay una transacción entre una persona, entidad o empresa que paga por un bien o un servicio. Por ejemplo, al momento de pagar un salario, el empleador realiza una retención en la fuente frente al ingreso del trabajador. Dicho de otro modo, es como un anticipo a las obligaciones tributarias de los contribuyentes.

Según la DIAN, quienes están obligados a realizar la declaración mensual de retención en la fuente son las personas naturales o jurídicas autorizadas por la ley y clasificadas como agentes de retención. Entre ellos se destacan, por ejemplo, entidades de derecho público, los fondos de inversión, los fondos de valores, los fondos de pensiones de jubilación e invalidez, sucesiones ilíquidas, entre otros.

También son agentes de retención los empleadores y las personas naturales que tengan la calidad de comerciantes. Estos tienen las obligaciones de efectuar la retención, declarar la retención en la fuente, consignar lo retenido, expedir los certificados correspondientes y conservar los soportes.

Otra de las fuentes de retención es la realizada por los bancos a sus cuentas de ahorros o corrientes y que corresponde al Gravamen a los Movimientos Financieros, mejor conocido por los ciudadanos como 4x1000.

Uno de los conceptos que más se aborda cuando se habla de la retención en la fuente es el relacionado con los sujetos pasivos. La subdirectora Adriana Solano apunta que “es la persona a la que se le practica la retención en la fuente. El más común es el empleado, quien se convierte en el sujeto pasivo de la retención, pues es quien al finalizar el año pagará impuestos".

Recuerde que puede despejar las dudas sobre le retención en la fuente en los canales habilitados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales para la atención a los ciudadanos.