¿Qué es la Estrategia Acción Integral en el Territorio?

La Estrategia de Acción Integral en el Territorio, tiene como objetivo aportar al mejoramiento del desempeño institucional de las entidades del orden territorial a través de asesoría y acompañamiento en territorio con una oferta articulada del portafolio de productos y servicios de Función Pública.

Este acompañamiento se ha desarrollado de forma ininterrumpida desde el año 2016 y se materializa por medio de talleres metodológicos dirigidos a los servidores públicos de las entidades territoriales con el propósito de fortalecer sus capacidades y competencias.

Articular la oferta del portafolio de servicios de Función Pública a través de la interlocución con las direcciones técnicas de la entidad, con el propósito de llevar una asesoría integral a las entidades territoriales.
Coordinar y asegurar la puesta en territorio de los equipos de funcionarios y contratistas que adelantarán las asesorías.
Promover la implementación de metodologías pedagógicas que permitan fortalecer las habilidades de los servidores de Función Pública con el fin de dejar capacidad instalada en las entidades territoriales.
Atender y dar respuesta oportuna a los requerimientos de las entidades territoriales en materia de asesoría y acompañamiento en los temas de Función Pública.
Realizar el seguimiento y verificación del progreso de cada plan de trabajo, evidenciando los inconvenientes que se tengan para llevar a buen término el acompañamiento.
Gestionar, promocionar y articular esfuerzos con otras entidades públicas y organismos multilaterales para aunar esfuerzos y desarrollar proyectos conjuntos en función de fortalecer las entidades territoriales.
Diseñar y ajustar la estrategia de acompañamiento en caso de no evidenciar avances significativos en los indicadores de gestión de las entidades.
Articular las acciones del sector Función Pública de cara al fortalecimiento institucional de las entidades territoriales.

Mediante la implementación de esta estrategia se busca llegar a las entidades territoriales para fortalecer su capacidad institucional, contribuir al aumento del índice de desempeño e incrementar los conocimientos y habilidades de los servidores públicos.