Concepto 491421 de 2020 Departamento Administrativo de la Función Pública

Fecha de Expedición: 01 de octubre de 2020

Fecha de Entrada en Vigencia:

Medio de Publicación:

CARRERA ADMINISTRATIVA
- Subtema: Proceso de Selección y/o Concurso de Méritos

"No es posible reanudar los procesos de selección meritocráticos y la realización de pruebas de conocimiento y habilidades que adelante la Comisión Nacional del Servicio Civil. La reanudación del proceso meritocrático y aplicación de pruebas de conocimiento y de habilidades, está supeditado a la superación de la emergencia sanitaria. "

ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA, SOCIAL Y ECOLÓGICA
- Subtema: COVID-19

"No es posible reanudar los procesos de selección meritocráticos y la realización de pruebas de conocimiento y habilidades que adelante la Comisión Nacional del Servicio Civil. La reanudación del proceso meritocrático y aplicación de pruebas de conocimiento y de habilidades, está supeditado a la superación de la emergencia sanitaria. "

*20206000491421*

 

Al contestar por favor cite estos datos:

 

Radicado No.: 20206000491421

 

Fecha: 01/10/2020 04:15:54 p.m.

 

Bogotá D.C.

 

REFERENCIA: CARRERA ADMINISTRATIVA – Proceso de Selección y/o concurso de méritos – COVID 19 - Estado de emergencia económica, social y ecológica. Radicado No. 20202060476302 de fecha 29 de septiembre de 2020.

 

Reciba un cordial saludo por parte de Función Pública. En atención a la comunicación de la referencia, allegada a esta dirección por parte del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, donde traslada por competencia su petición presentada a esa entidad, en la cual consulta previo a algunas consideraciones: “En el marco de lo señalado en la Directiva Presidencial No 07 del 2020, ¿es posible reanudar los procesos de selección meritocráticos y la realización de pruebas de conocimiento y habilidades blandas, toda vez que el artículo 14 del Decreto 491 del 2020, indica que los procesos de selección se reanudarán una vez se supere la Emergencia Sanitaria? ¿Para que una entidad pública declare la reanudación del proceso meritocrático y aplicación de pruebas de conocimiento y de habilidades blandas de forma presencial, es necesario modificar el artículo 14 del Decreto 491 del 2020?”; me permito manifestarle lo siguiente:

 

Con relación al tema planteado, el Decreto 491 de 2020, Por el cual se adoptan medidas de urgencia para garantizar la atención y la prestación de los servicios por parte de las autoridades públicas y los particulares que cumplan funciones públicas y se toman medidas para la protección laboral y de los contratistas de prestación de servicios de las entidades públicas, en el marco del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica, señala:

 

ARTÍCULO 14. Aplazamiento de los procesos de selección en curso. Hasta tanto permanezca vigente la Emergencia Sanitaria declarada por el Ministerio de Salud y Protección Social, para garantizar la participación en los concursos sin discriminación de ninguna índole, evitar el contacto entre las personas y propiciar el distanciamiento social, se aplazarán los procesos de selección que actualmente se estén adelantando para proveer empleos de carrera del régimen general, especial constitucional o específico, que se encuentren en la etapa de reclutamiento o de aplicación de pruebas.

 

Las autoridades competentes deberán reanudar dichos procesos una vez se supere la Emergencia Sanitaria. (Subraya propia)

 

(…)

 

Conforme a lo anterior, es necesario aclarar que los procesos que se encuentran suspendidos son los que adelanta la Comisión Nacional del Servicio Civil parta proveer cargos de carrera.

 

Por otra parte, respecto de la revisión de la norma precitada, por parte de la Corte Constitucional en el comunicado de prensa No 29 del 9 de julio de 20201 se pronunció en los siguientes términos:

 

“La Sala Plena de la Corte Constitucional consideró que las disposiciones del Decreto 491 de 2020, salvo el artículo 12, se ajustan, en términos generales, al ordenamiento superior, puesto que atienden a los presupuestos formales y materiales establecidos en el derecho positivo (Constitución Política, Ley 137 de 1994 y tratados internacionales sobre derechos humanos).

 

En primer lugar, la Sala encontró́ que el Decreto 491 de 2020 cumple con las exigencias formales, porque dicho acto normativo fue: (i) expedido el 28 de marzo del presente año en desarrollo y dentro del término del estado de emergencia declarado, por 30 días calendario, mediante el Decreto 417 del 17 de marzo de 2020, tal como consta en su encabezado y en sus antecedentes; (ii) firmado por el Presidente de la Republica y todos los ministros del Gobierno Nacional; y (iii) motivado en debida forma, según puede evidenciarse de la simple lectura de su parte considerativa, en la que se indican las razones y causas que lo justifican.

 

En segundo lugar, esta Corporación estimó que, desde una perspectiva material, los artículos 1°, 2° y 19 del Decreto 491 de 2020 son acordes con el ordenamiento superior, ya que al ser normas interpretativas sobre el ámbito de aplicación, objeto y vigencia del acto normativo, se tratan de simples instrumentos de técnica legislativa para facilitar el entendimiento de las demás disposiciones.

 

De otra parte, esta Corporación advirtió́ que los artículos 3° a 11 y 13 a 18 del Decreto 491 de 2020, salvo parágrafos y expresiones específicas, son constitucionales, ya que superan las exigencias de:

 

(i) Los juicios de finalidad y necesidad fáctica, puesto que contienen un conjunto de medidas idóneas y adecuadas dirigidas a impedir la extensión de uno de los efectos de las causas que dieron origen al estado de emergencia declarado mediante el Decreto 417 de 2020, como lo fue la afectación del desarrollo normal de las actividades a cargo de las autoridades del Estado debido a las restricciones sanitarias adoptadas para enfrentar la pandemia causada por el coronavirus COVID-19.

 

(ii) El juicio de conexidad material externa, toda vez que las medidas que implementan están vinculadas directamente con la motivación del Decreto 417 de 2020, en el cual el Gobierno Nacional anunció que las adoptaría para superar la afectación que causaron las directrices sanitarias dadas para enfrentar la pandemia en el desarrollo normal de las actividades a cargo de las autoridades.

 

(iii) Los juicios de motivación suficiente e incompatibilidad, ya que en la parte considerativa del acto normativo, el Gobierno Nacional: (a) fundamentó su adopción a partir de una lógica deductiva, en la que, para empezar, puso de presente las bases generales de todas las medidas, y, luego, presentó los motivos específicos para justificar cada una de ellas; y, adicionalmente, (b) indicó las razones por las cuales resultan irreconciliables con el estado de emergencia las leyes que se modifican o implican.

 

(iv) El juicio de conexidad material interna, porque guardan una relación de correspondencia lógica con los considerandos generales y específicos del acto normativo.

 

(v) El juicio de intangibilidad, en tanto que no alteran, ni mucho menos suspenden, los derechos fundamentales y sus mecanismos de protección que, de conformidad con los artículos 93 y 214 superiores, no pueden ser restringidos bajo ninguna circunstancia en los estados de excepción.

 

(vi) El juicio de ausencia de arbitrariedad, porque: (a) si bien algunas medidas podrían llegar a afectar derechos fundamentales, lo cierto es que las potenciales lesiones no desconocen su núcleo esencial; y (b) las directrices que implementan no interrumpen el normal funcionamiento de las ramas y órganos del Estado, pues, por el contrario, autorizan y habilitan el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para facilitar que las entidades ejerzan sus atribuciones a pesar de las restricciones sanitarias adoptadas para enfrentar el riesgo epidemiológico asociado a la pandemia causada por el COVID-19.

 

(vii) El juicio de no discriminación, ya que las medidas que contemplan no contienen prima facie distinciones sospechosas dirigidas a segregar a algún grupo de la población por motivos de sexo, religión, origen nacional o familiar, opinión política o filosófica, raza, lengua o cualquier otra categoría.

 

(viii) El juicio de necesidad jurídica, porque las facultades reglamentarias ordinarias con las que cuenta el Gobierno Nacional de conformidad con el artículo 189.11 de la Constitución, no le permitían expedir las medidas novedosas que adoptan, en tanto que las mismas, dado su contenido, están sujetas a reserva de ley. Sobre este último punto, la Corte reafirmó que no es per se inconstitucional que un decreto legislativo modifique o suspenda temporalmente una norma de naturaleza orgánica o estatutaria, porque los artículos 212 a 215 de la Constitución y la Ley 137 de 1994, no imponen tal limitación a las facultades legislativas excepcionales del Presidente, las cuales están restringidas por otras exigencias de índole formal y material.

 

(ix) Los juicios de no contradicción específica y proporcionalidad, porque las medidas que adoptan se enmarcan dentro de los límites de la potestad ordenadora que el Constituyente le otorgó en el artículo 150.23 de la Carta Política al legislador para determinar las condiciones que “regirán el ejercicio de las funciones públicas y la prestación de los servicios públicos”, la cual, en virtud de las facultades excepcionales derivadas de la declaratoria del estado de emergencia, fue ejercida por el Gobierno Nacional a fin de asegurar que las autoridades puedan prestar sus servicios a pesar de las restricciones sanitarias existentes en la actualidad, así́ como garantizar que los particulares no se vean afectados gravemente en sus intereses”.

 

De acuerdo con lo señalado, la norma consultada fue declarada de manera general exequible, la Corte consideró que las disposiciones del Decreto 491 de 2020, salvo el artículo 12, se ajustan, en términos generales, al ordenamiento superior, puesto que atienden a los presupuestos formales y materiales establecidos en el derecho positivo (Constitución Política, Ley 137 de 1994 y tratados internacionales sobre derechos humanos); igualmente se declaró la asequibilidad condicionada de algunas disposiciones dentro de las que no se encuentra el artículo 14 de la norma.

 

Así las cosas, la disposición resaltada a la fecha se encuentra vigente, por lo tanto, solo es procedente reanudar los procesos de selección, cuando sea superada la emergencia sanitaria declarada por el Ministerio de Salud.

 

Sea la oportunidad para recordar que la Emergencia Sanitaria ha sido prorrogada mediante la Resolución No. 1462 de 20202, veamos:

 

ARTÍCULO . Prórroga de la emergencia sanitaria. Prorrogar la emergencia sanitaria en todo el territorio nacional hasta el 30 de noviembre de 2020. Dicha prórroga podrá finalizar antes de la fecha aquí señalada cuando desaparezcan las causas que le dieron origen o, si estas persisten o se incrementan, el término podrá prorrogarse nuevamente.

 

Atendiendo todo lo expuesto, para atender su primer interrogante debemos precisar que no es posible reanudar los procesos de selección meritocráticos y la realización de pruebas de conocimiento y habilidades que adelante la Comisión Nacional del Servicio Civil, conforme a lo expuesto.

 

Sobre el segundo interrogante, como ya se indicó, las disposiciones del artículo 14 del Decreto 491 están actualmente vigentes y son de obligatorio cumplimiento, por ende, la reanudación del proceso meritocrático y aplicación de pruebas de conocimiento y de habilidades, está supeditado a la superación de la emergencia sanitaria.

 

Finalmente, le indico que en el siguiente enlace del gestor normativo de Función Pública: /documents/418537/616038/2020-04-16-Abc-preguntas-frecuentes-decreto491.pdf/52c21fa6-7f92-b1bc-a1f8-8f1926e957fd?t=1587066593308 podrá acceder al ABC de preguntas frecuentes relacionadas con la emergencia sanitaria y de manera específica la regulación contenida en el Decreto Ley 491 de 2020.

 

Para información relacionada con los temas de este Departamento Administrativo, le sugerimos ingresar a la página web www.funcionpublica.gov.co/eva en el link “Gestor Normativo” donde podrá consultar entre otros temas, los conceptos emitidos por esta Dirección Jurídica.

 

El anterior concepto se imparte en los términos del artículo 28 de la Ley 1437 de 20113

 

Cordialmente,

 

ARMANDO LÓPEZ CORTES

 

Director Jurídico

 

Proyectó: César Pulido.

 

Aprobó. José Fernando Ceballos.

 

11602.8.4

 

NOTAS DE PIE DE PÁGINA

 

1. Expediente RE-253- Sentencia C-242/20 M.P. Luis Guillermo Guerrero Pérez y Cristina Pardo Schlesinger.

 

2. Por la cual se prorroga la emergencia sanitaria por el nuevo Coronavirus que causa la Covid - 19, se modifican las Resoluciones 385 y 844 de 2020 y se dictan otras disposiciones

 

3. Artículo sustituido por el artículo 1° de la Ley 1755 de 2015