Concepto 502921 de 2020 Departamento Administrativo de la Función Pública

Fecha de Expedición: 08 de octubre de 2020

Fecha de Entrada en Vigencia:

Medio de Publicación:

CARRERA ADMINISTRATIVA
- Subtema: Proceso de Selección y/o Concurso de Méritos

"Los empleos vacantes definitivos que se encuentran provistos provisionalmente saldrán a concurso una vez se fijen los requisitos y condiciones por la Comisión Nacional del Servicio Civil. Los procesos de selección que se encuentran en la etapa de reclutamiento o de aplicación de pruebas, y que actualmente están suspendidos con el fin de evitar el contacto entre las personas y propiciar el distanciamiento social, una vez se supere la Emergencia Sanitaria dichos procesos deberán reanudarse."

ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA, SOCIAL Y ECOLÓGICA
- Subtema: COVID-19

"Los empleos vacantes definitivos que se encuentran provistos provisionalmente saldrán a concurso una vez se fijen los requisitos y condiciones por la Comisión Nacional del Servicio Civil. Los procesos de selección que se encuentran en la etapa de reclutamiento o de aplicación de pruebas, y que actualmente están suspendidos con el fin de evitar el contacto entre las personas y propiciar el distanciamiento social, una vez se supere la Emergencia Sanitaria dichos procesos deberán reanudarse."

*20206000502921*

 

Al contestar por favor cite estos datos:

 

Radicado No.: 20206000502921

 

Fecha: 08/10/2020 03:38:07 p.m.

 

Bogotá D.C.

 

Referencia: CARRERA ADMINISTRATIVA – Proceso de selección y/o concurso de méritos – Covid 19 Radicado: 20202060475102 del 28 de septiembre de 2020.

 

De acuerdo a la comunicación de referencia, en la cual expone la procedibilidad de que en el marco de la Emergencia Sanitaria generada por el coronavirus (COVID-19), los empleos provistos provisionalmente sean entregados en propiedad en carrera administrativa, me permito indicarle lo siguiente:

 

El artículo 125 de la Constitución Política de Colombia, consagra:

 

ARTICULO 125. Los empleos en los órganos y entidades del Estado son de carrera. Se exceptúan los de elección popular, los de libre nombramiento y remoción, los de trabajadores oficiales y los demás que determine la ley.

 

Los funcionarios, cuyo sistema de nombramiento no haya sido determinado por la Constitución o la ley, serán nombrados por concurso público.

 

El ingreso a los cargos de carrera y el ascenso en los mismos, se harán previo cumplimiento de los requisitos y condiciones que fije la ley para determinar los méritos y calidades de los aspirantes.

 

El retiro se hará: por calificación no satisfactoria en el desempeño del empleo; por violación del régimen disciplinario y por las demás causales previstas en la Constitución o la ley.

 

En ningún caso la filiación política de los ciudadanos podrá determinar su nombramiento para un empleo de carrera, su ascenso o remoción”. (Subrayado fuera de texto)

 

De manera que, los empleos públicos de carrera administrativa deberán proveerse de forma definitiva mediante el sistema de mérito; considerado como un instrumento óptimo basado en la meritocracia que constituye uno de los ejes determinantes de la Constitución Política, relacionada con el acceso a los cargos públicos de acuerdo a las capacidades y competencias de las personas en virtud de la igualdad, estabilidad y demás garantías dispuestas en el artículo 53 Constitucional.

 

Asimismo, el artículo 29 de la Ley 909 de 2004, modificado por el artículo 2º de la Ley 1960 de 2019, sobre el particular dispuso:

 

ARTÍCULO 2º. El artículo 29 de la Ley 909 de 2004 quedará así:

 

ARTÍCULO 29. Concursos. La provisión definitiva de los empleos públicos de carrera administrativa se hará mediante procesos de selección abiertos y de ascenso los cuales adelantará la Comisión Nacional del Servicio Civil o la entidad en la que esta delegue o desconcentre la función.

 

En los procesos de selección o concursos abiertos para ingresar a la carrera podrán participar las personas que acrediten los requisitos y condiciones requeridos para el desempeño de los empleos.

 

(…)

 

ARTÍCULO 30. Competencia para adelantar los concursos. Los concursos o procesos de selección serán adelantados por la Comisión Nacional del Servicio Civil, a través de contratos o convenios interadministrativos, suscritos con universidades públicas o privadas o instituciones de educación superior acreditadas por ella para tal fin. Los costos que genere la realización de los concursos serán con cargo a los presupuestos de las entidades que requieran la provisión de cargos. (…)” (Subrayado fuera de texto).

 

Es por esto que, para la provisión definitiva de los empleos públicos de carrera administrativa se hará mediante procesos de selección abiertos y de ascenso, los cuales por ser el órgano competente, serán adelantados por la Comisión Nacional del Servicio Civil o la entidad en la que esta delegue o desconcentre la función, mediante la suscripción de contratos o convenios interadministrativos con universidades de carácter público o privado o instituciones de educación superior acreditadas para tal fin.

 

Estos procesos de selección o concursos abiertos para ingresar a la carrera están convocados para que participen las personas que acrediten los requisitos y condiciones requeridos para el desempeño de los empleos, que de acuerdo al artículo 31 de la ley en comento, consagra las etapas que comprenden el concurso de méritos; primeramente, la convocatoria; que deberá ser suscrita por la CNSC, el jefe de la unidad u organismo para la realización del concurso y a los participantes, seguidamente del reclutamiento; que tiene como objetivo atraer e inscribir el mayor número de aspirantes que reúnan los requisitos para el desempeño de los empleos objeto del concurso. La etapa de pruebas, tiene como finalidad apreciar la capacidad, idoneidad y adecuación de los aspirantes a los diferentes empleos que se convoquen y establecer una clasificación de los candidatos respecto a las calidades requeridas para las funciones del empleo. Y por último con los resultados de las pruebas, la Comisión Nacional del Servicio Civil o la entidad contratada por delegación de aquella elaborarán en estricto orden de mérito la lista de elegibles que superado el periodo de prueba seguirá el nombramiento en carrera administrativa.

 

Ahora bien, es pertinente mencionar que, el Gobierno Nacional a partir de la declaratoria de la Emergencia Sanitaria generada por el coronavirus (Covid- 19), expidió el decreto 491 de 20201, en el que se dispuso lo siguiente frente al aplazamiento de los procesos de selección en curso, a saber:

 

“ARTÍCULO 14. Aplazamiento de los procesos de selección en curso. Hasta tanto permanezca vigente la Emergencia Sanitaria declarada por el Ministerio de Salud y Protección Social, para garantizar la participación en los concursos sin discriminación de ninguna índole, evitar el contacto entre las personas y propiciar el distanciamiento social, se aplazarán los procesos de selección que actualmente se estén adelantando para proveer empleos de carrera del régimen general, especial constitucional o específico, que se encuentren en la etapa de reclutamiento o de aplicación de pruebas.

 

Las autoridades competentes deberán reanudar dichos procesos una vez se supere la Emergencia Sanitaria.

 

En el evento en que el proceso de selección tenga listas de elegibles en firme se efectuarán los nombramientos y las posesiones en los términos y condiciones señalados en la normatividad vigente aplicable a la materia. La notificación del nombramiento y el acto de posesión se podrán realizar haciendo uso de medios electrónicos. Durante el período que dure la Emergencia Sanitaria estos servidores públicos estarán en etapa de inducción y el período de prueba iniciará una vez se supere dicha Emergencia.” (Subrayado y negrilla fuera de texto)

 

De acuerdo con la norma transcrita precedentemente, se colige entonces que, hasta tanto permanezca vigente la emergencia sanitaria declarada por el Ministerio de Salud y Protección Social, con el fin de garantizar la participación en los concursos sin discriminación de ningún tipo, evitar el contacto entre las personas y propiciar el distanciamiento social, se aplazarán los procesos de selección que actualmente se estén adelantando para proveer empleos de carrera de cualquiera de sus regímenes, que se encuentran en la etapa de reclutamiento o de aplicación de pruebas, reanudándose dichos procesos una vez se supere la emergencia.

 

Este artículo, mediante sentencia2 de revisión de constitucionalidad del Decreto 491 de 2020 proferida por la Corte Constitucional lo declaró exequible en los siguientes términos, a saber:

 

6.263. Sobre el particular, la Corte evidencia que la suspensión de los procesos de selección contemplada en el artículo 14 afecta el derecho a ocupar cargos públicos y los principios de mérito como criterio de acceso al empleo público y de celeridad, establecidos en los artículos 40.7, 125 y 209 de la Constitución, puesto posterga en el tiempo los concursos al permitir que éstos no sean adelantados en los plazos establecidos en las convocatorias respectivas y sean interrumpidos mientras dure vigente la emergencia sanitaria.

 

6.264. Sin embargo, esta Sala constata que dicha afectación a los referidos principios superiores es proporcional en función de las circunstancias excepcionales que enfrenta el país con ocasión de la pandemia, porque la medida de suspensión de los procesos de selección:

 

(i) Persigue una finalidad legítima, en tanto que busca que las restricciones sanitarias adoptadas con ocasión de la pandemia no impidan que ciertas personas puedan participar en los concursos de méritos en desarrollo, así como evitar que se realicen pruebas masivas que deriven en escenarios de contagio.

 

(ii) Es adecuada para cumplir dicho objetivo, ya que, por medio del aplazamiento temporal de los concursos, se permite que las personas que no se encuentran en la posibilidad material de participar en los procesos de selección por su edad, condiciones de salud, posibilidades de acceso a medios tecnológicos o atender ciertas medidas sanitarias, no vean afectadas sus aspiraciones legítimas de ingresar al empleo público.

 

(iii) Es necesaria, toda vez que la suspensión de los concursos es la única acción razonable que asegura que, sin importar el impacto de las diversas medidas adoptadas para enfrentar el riesgo epidemiológico asociado al coronavirus COVID-19 que han implicado, por ejemplo, para algunas personas la imposibilidad de salir de sus residencias o de regresar del exterior, se presenten casos de negación de la oportunidad de acceder al empleo público.

 

(iv) Es proporcional en sentido estricto, en tanto que, si bien se restringe la celeridad de los trámites de selección y, con ello, el acceso al empleo público, lo cierto es que la suspensión de los procesos de selección es transitoria y finalizará una vez se supere la emergencia sanitaria. Además, no afecta a los concursos en los que ya existan listas de elegibles en firme y, por ello, se hayan consolidado derechos de los aspirantes.

 

Del aparte jurisprudencial expuesto, la Corte es enfática al considerar que, si bien la expedición del artículo 14 del Decreto 491 de 2020 afecta el derecho a ocupar cargos públicos y los principios de mérito como criterios para el acceso al empleo público y de celeridad, dispuesto en la Constitución Política, por postergar en el tiempo los concursos al permitir que estos no sean adelantados en los plazos establecidos en las respectivas convocatorias y se interrumpa mientras permanezca la emergencia sanitaria, lo cierto es que dicha afectación a los principios constitucionales es proporcional en función a las circunstancias excepcionales que enfrenta el país con ocasión a la pandemia generada por el coronavirus (COVID-19).

 

Por tanto, la Corte estima que tiene una finalidad legitima este artículo puesto que las restricciones sanitarias adoptadas persiguen evitar que se realicen pruebas masivas cuya consecuencia sea la propagación del virus, es por esto que, por medio del aplazamiento de forma temporal de los concursos, permite que las personas que no se encuentran en la posibilidad material de participar en los procesos de selección, ya sea por su edad, condiciones de salud, dificultad en el acceso a medios tecnológicos o atender a ciertas medidas sanitarias, no afecten su aspiración a ganar la titularidad de un empleo público.

 

Así las cosas, y atendiendo su tema objeto de consulta, en criterio de esta Dirección Jurídica, los empleos vacantes definitivos que se encuentran provistos provisionalmente saldrán a concurso una vez se fijen los requisitos y condiciones por la Comisión Nacional del Servicio Civil, órgano competente para realizar los respectivos procesos de selección o concursos abiertos, que, en todo caso, de acuerdo con la jurisprudencia y apartes normativos expuestos, actualmente se encuentran suspendidos los procesos de selección que se encuentran en la etapa de reclutamiento o de aplicación de pruebas, con el fin de evitar el contacto entre las personas y propiciar el distanciamiento social, para lo cual, una vez se supere la Emergencia Sanitaria dichos procesos deberán reanudarse.

 

Para mayor información respecto de las normas de administración de los empleados del sector público; así como las inhabilidades e incompatibilidades aplicables a los mismos, me permito indicar que en el link /eva/es/gestor-normativo podrá encontrar conceptos relacionados con el tema, que han sido emitidos por esta Dirección Jurídica.

 

El anterior concepto se emite en los términos establecidos en el artículo 28 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.

 

Cordialmente,

 

ARMANDO LÓPEZ CORTES

 

Director Jurídico

 

Proyectó: V. Blanco.

 

Revisó: José Fernando Ceballos Arroyave.

 

Aprobó: Armando López Cortes.

 

11602.8.4

 

NOTAS DE PIE DE PAGINA

 

1. “Por el cual se adoptan medidas de urgencia para garantizar la atención y la prestación de los servicios por parte de las autoridades públicas y los particulares que cumplan funciones públicas y se toman medidas para la protección laboral y de los contratistas de prestación de servicios de las entidades públicas, en el marco del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica”

 

2. Corte Constitucional, Sala Plena, 09 de julio de 2020, Sentencia C-242/20, Magistrados Ponentes: Luis Guillermo Guerrero Pérez, Cristina Pardo Schlesinger.