Concepto 186081 de 2020 Departamento Administrativo de la Función Pública

Fecha de Expedición: 19 de mayo de 2020

Fecha de Entrada en Vigencia:

Medio de Publicación:

REMUNERACIÓN
- Subtema: Descuentos Cuotas Sindicales

Con ocasión del Covid-19, no sería procedente que un sindicato solicite al área de nómina del empleador, que no realice el descuento a sus afiliados de la cuota sindical a que tiene derecho, por un tiempo determinado, por cuanto el derecho de asociación sindical implica el derecho del sindicato a percibir las cuotas sindicales deducidas del salario de los afiliados, y son los recursos con los que cuenta para cumplir con su objetivos, que son imposibles de alcanzar sin dichos recursos, y dicho descuento no alteraría para nada la situación económica del trabajador, por cuanto es una situación que se viene dando en forma normal.

*20206000186081*

 

 Al contestar por favor cite estos datos:

 

Radicado No.: 20206000186081

 

Fecha: 19/05/2020 11:38:55 a.m.

 

Bogotá D.C.

 

REF.: REMUNERACIÓN. Descuento del valor de la cuota sindical. RAD.: 20209000186862 del 14-05-2020.

 

Acuso recibo comunicación, mediante la cual consulta si con ocasión del Covid-19, un sindicato puede solicitar al área de nómina del empleador, no descontarles a sus afiliados la cuota sindical estatutaria durante un período de tiempo.

 

Sobre el tema se precisa lo siguiente:

 

El artículo 400 del Código Sustantivo del Trabajo establece:

 

“ARTICULO 400. RETENCION DE CUOTAS SINDICALES. Reglamentado por el Decreto Nacional 2264 de 2013. Subrogado por el art. 23, del Decreto 2351 de 1965. El nuevo texto es el siguiente: 

 

 1. Toda asociación sindical de trabajadores tiene derecho a solicitar con el voto de las dos terceras partes de sus miembros, que los (empleadores) respectivos deduzcan de los salarios de los trabajadores afiliados y pongan a la disposición del sindicato, el valor de las cuotas ordinarias o extraordinarias con que aquellos deben contribuir. La retención de las cuotas extraordinarias requiere copia autenticada del acta de la asamblea sindical en que fueron aprobadas. Para la retención de las cuotas ordinarias bastará que el secretario y el fiscal del sindicato comuniquen certificadamente al (empleador) su valor y la nómina de sus afiliados.

 

NOTA: El texto subrayado fue declarado INEXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-797 de 2000

 

2. Cesará la retención de cuotas sindicales a un trabajador a partir del momento en que aquél, o el sindicato, comunique por escrito al empleador el hecho de la renuncia o expulsión; quedando a salvo el derecho del sindicato en caso de información falsa del trabajador.

 

3. Modificado por el art. 11, Ley 584 de 2000. El nuevo texto es el siguiente: Previa comunicación escrita y firmada por el presidente, el fiscal y el tesorero de la federación, confederación o central sindical, el empleador deberá retener y entregar las cuotas federales y confederales que el sindicato esté obligado a pagar a esos organismos de segundo y tercer grado a los cuales está afiliado. Para tal efecto se deberán adjuntar los estatutos y constancia de afiliación del sindicato emitida por la respectiva federación, confederación o central sindical.

 

Texto modificado por el Decreto 2351 de 1965:

 

3. Previa comunicación escrita y firmada por el presidente, el fiscal y el tesorero del sindicato, el empleador deberá retener y entregar las cuotas federales y confederales que el sindicato esté obligado a pagar a los organismos de segundo y tercer grado a que dicho sindicato esté afiliado.”

 

Por otra parte, la Corte Constitucional mediante Sentencia T-1211 del año 2000 expresó:

 

“No puede concebirse la asociación sindical si no se garantiza que ésta, en los términos del acto de asociación, pueda contar con elementos materiales representados en bienes y recursos económicos que le permitan cumplir con los fines para los cuales fue creada. Como la asociación sindical, por su propia naturaleza, no puede tener por objeto la explotación de actividades con fines de lucro, que podrían generarle rendimientos económicos que le permitan su subsistencia, el numeral 7 del art. 362 del Código Sustantivo del trabajo, en la forma como fue modificado por el art. 42 de la ley 50/90, preceptúa que en los estatutos de la organización sindical deben señalarse la cuantía y periodicidad de las cuotas ordinarias y extraordinarias que han de cubrir los afiliados y su forma de pago. Es obvio que si un sindicato no dispone de algún patrimonio no puede realizar sus objetivos, ni ser eficiente en sus actividades. Las cuotas son elemento indispensable para el funcionamiento de la organización. El empleador no puede obstaculizar el recaudo.”

 

La misma Corporación en Sentencia T-814 del año 2010 al pronunciarse sobre el tema de la cuota sindical, señaló:

 

“Si sólo se contemplara el derecho de los sindicatos a contar con medios materiales de subsistencia, pero se les negara el derecho a controlar que los empleadores efectivamente descuenten del salario de cada uno de los afiliados las cuotas sindicales correspondientes, en la cuantía y en las oportunidades debidas, se desprotegería abiertamente el derecho a la asociación sindical. Porque entonces el empleador se vería de facto posibilitado (aunque no autorizado jurídicamente) para eludir la obligación constitucional de proveerles a las organizaciones sindicales los medios materiales indispensables de subsistencia, y de paso para neutralizar sin justa causa los efectos de una asociación sindical libre y legítima. En cambio, si la Constitución se interpreta en el sentido de que ofrece toda la más alta protección posible al derecho a la asociación sindical, se debe concluir que al menos prima facie la Constitución garantiza asimismo el derecho de los sindicatos a contar con los medios materiales de subsistencia, y además el derecho a tener los instrumentos necesarios para controlar que no se los prive de esos medios de subsistencia sin justificación suficiente. Entre estos instrumentos está el derecho de los sindicatos a solicitarles a los empleadores de sus afiliados, que les proporcione la información necesaria para fiscalizar si los descuentos por concepto de cuotas sindicales se están haciendo (i) a todos los afiliados, (ii) en la proporción fijada por el ordenamiento, (iii) y en la oportunidad indicada. En ese sentido, puede decirse que los empleadores tienen, por tanto, como fruto de una interpretación razonable del derecho constitucional a la asociación sindical, el correlativo deber de facilitarles a los sindicatos la información que sea necesaria para controlar que los descuentos para cuotas sindicales efectivamente se hagan al número de afiliados exacto, en el monto correcto y en la oportunidad debida. Si no lo hacen, les violan a tales sindicatos y a sus miembros el derecho a la asociación sindical. Así las cosas, si bien la sociedad accionada no violó el derecho de petición del sindicato al haber resuelto del modo en que lo hizo las solicitudes de este último, lo cierto es que al haberse abstenido de proporcionarle los nombres de los trabajadores afiliados a ese sindicato que hacen parte de la nómina total de la empresa, su identificación, el sueldo básico de cada uno y el monto mensual descontado por concepto de cuota sindical, le violó su derecho a la asociación sindical”

 

Conforme a la normativa transcrita, toda asociación sindical de trabajadores tiene derecho a solicitar, que los (empleadores) respectivos deduzcan de los salarios de los trabajadores afiliados y pongan a la disposición del sindicato, el valor de las cuotas ordinarias o extraordinarias con que aquellos deben contribuir; para la retención de las cuotas extraordinarias se requiere copia autenticada del acta de la asamblea sindical en que fueron aprobadas, y para la retención de las cuotas ordinarias bastará que el secretario y el fiscal del sindicato comuniquen certificadamente al (empleador) su valor y la nómina de sus afiliados.

 

La retención de cuotas sindicales a un trabajador cesará a partir del momento en que aquél, o el sindicato, comunique por escrito al empleador el hecho de la renuncia o expulsión; quedando a salvo el derecho del sindicato en caso de información falsa del trabajador.

 

Así mismo, previa comunicación escrita y firmada por el presidente, el fiscal y el tesorero de la federación, confederación o central sindical, el empleador deberá retener y entregar las cuotas federales y confederales que el sindicato esté obligado a pagar a esos organismos de segundo y tercer grado a los cuales está afiliado, para lo cual se deberán adjuntar los estatutos y constancia de afiliación del sindicato emitida por la respectiva federación, confederación o central sindical.

 

Igualmente, de acuerdo con lo expresado por la Corte Constitucional el derecho de asociación sindical implica el derecho del sindicato a percibir las cuotas sindicales deducidas del salario de los afiliados, y no puede concebirse la asociación sindical si no se garantiza que ésta, en los términos del acto de asociación, pueda contar con elementos materiales representados en bienes y recursos económicos que le permitan cumplir con los fines para los cuales fue creada, la cual por su propia naturaleza, no puede tener por objeto la explotación de actividades con fines de lucro, que podrían generarle rendimientos económicos que le permitan su subsistencia; por lo cual es obvio que si un sindicato no dispone de algún patrimonio no puede realizar sus objetivos, ni ser eficiente en sus actividades, siendo las cuotas elemento indispensable para el funcionamiento de la organización.

 

Conforme a lo expuesto y atendiendo puntualmente la consulta, en criterio de esta Dirección Jurídica, con ocasión del Covid-19, no sería procedente que un sindicato solicite al área de nómina del empleador, que no realice el descuento a sus afiliados de la cuota sindical a que tiene derecho, por un tiempo determinado, por cuanto el derecho de asociación sindical implica el derecho del sindicato a percibir las cuotas sindicales deducidas del salario de los afiliados, y son los recursos con los que cuenta para cumplir con su objetivos, que son imposibles de alcanzar sin dichos recursos, y dicho descuento no alteraría para nada la situación económica del trabajador, por cuanto es una situación que se viene dando en forma normal.

 

Además, porque el empleador deberá retener y entregar las cuotas federales y confederales que el sindicato esté obligado a pagar a esos organismos de segundo y tercer grado a los cuales está afiliado, previa comunicación escrita y firmada por el presidente, el fiscal y el tesorero de la federación, confederación o central sindical, lo significa que dichas cuotas no le pertenecen en su totalidad al respectivo sindicato, y en consecuencia, no podrá disponer del total de dichos recursos de manera autónoma.

 

Para mayor información relacionada con los temas de este Departamento Administrativo, le sugerimos ingresar a la página web www.funcionpublica.gov.co/eva en el link “Gestor Normativo” donde podrá consultar entre otros temas, los conceptos emitidos por esta Dirección Jurídica.

 

El anterior concepto se emite en los términos establecidos en el artículo 28 del CPACA.

 

Cordialmente,

 

ARMANDO LÓPEZ CORTES

 

Director Jurídico

 

Elaboró: Pedro P. Hernández Vergara

 

Revisó: Jose F. Ceballos Arroyave

 

Aprobó: Armando López Cortes

 

11602.8.4