Paza la experiencia: “una experiencia maravillosa”

César Vilardy es asesor de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y uno de los servidores que participó en el proyecto ‘Paza la Experiencia’, una iniciativa de la Alta Consejería para el Posconflicto y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la cual busca generar lazos de unión entre las entidades públicas y la sociedad que fue víctima del conflicto armado.  Días después de su viaje al municipio de Pradera (Valle), Vilardy quiso compartir cómo fue su experiencia y dar a conocer su opinión de este proyecto. 


Fue una experiencia maravillosa

Recuerdo claramente que el comienzo no fue muy esperanzador, pues conocí a un compañero con poca disposición a participar en la experiencia de paz que nos ofrecía el Gobierno. Sin embargo, ese comportamiento generó en mí una mayor motivación para seguir adelante.

 

De hecho, luego de organizar la visita y definir el objetivo del acompañamiento (fortalecimiento de la gestión pública local y finanzas territoriales), la experiencia tomó un rumbo muy positivo: una gran cantidad de personas del pueblo me recibieron con gran amabilidad y no justamente porque supieran que yo hacía parte de este proyecto, sino porque en Colombia la hospitalidad con el visitante hace parte de nuestra cultura y nuestra forma de ser. 


Pero el éxito de la experiencia también fue gracias al equipo de acompañamiento del PNUD (Natalia, Laura, Tatiana y María Consuelo, quienes estuvieron pendientes todo el tiempo) y al equipo de personas de la administración con las que interactué (Digna, Ximena y Andrés), quienes se encargaron de enseñarme muchísimo y de propiciar un gran escenario para compartir experiencias y conocimientos.


Si tuviera que calificar la experiencia le daría un 10 rotundo. Aprendí muchísimo, fue una experiencia maravillosa, conocí un lugar muy lindo y pude interactuar con gente maravillosa, dignos representantes de nuestro país, de ese pequeño universo que se llama Colombia y por el que vale la pena entregar el 100% de nuestras energías.