Descripción

La gestión internacional se ha planteado como una estrategia que se suma a la apuesta de Función Pública por promover una gestión pública integral, eficiente, estimular una relación más cercana entre los ciudadanos y el Estado, así como aumentar la confianza en las entidades públicas del país. Permite, además, avanzar en la visión de convertir a Función Pública en un "referente internacional de la modernización e innovación institucional, y de la profesionalización del empleo público."

Esta estrategia establece como prioridad la gestión del conocimiento, ya que es a través de la identificación, sistematización y retroalimentación de las buenas prácticas de la entidad, así como de la documentación y disponibilidad de capital intelectual, que es posible dialogar con otros gobiernos y pares internacionales con miras a convertir a Función Pública en un referente internacional en los temas de su competencia.

A partir de esta visión y con el fin de dar continuidad al proceso de inserción internacional de la entidad, se identificaron nuevas y potenciales áreas de acción para profundizar el relacionamiento de Función Pública con organismos multilaterales como el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo-CLAD, la Organización de las Naciones Unidas, la OCDE, entre otros.