angle-left ¿Cómo pueden las entidades adaptar el Código de Integridad?

Como un paso previo a la adaptación del código, sugerimos adelantar el proceso de armonización entre el Código de Ética de la entidad y el Código de Integridad, lo cual permitirá identificar qué elementos del código de ética particulares de cada entidad no hacen parte del Código de Integridad. El siguiente paso será entonces determinar si esos elementos son fundamentales para la entidad y por tanto deben o no ser adicionados al Código de Integridad de la entidad.

Cada entidad podrá optar por agregar hasta dos valores adicionales, así como añadir o ajustar principios de acción de los 5 valores del código general. Estas adaptaciones al Código general son complemente opcionales y corresponden a la autonomía de cada entidad; de preferirlo así, una entidad es libre de adoptar el Código de Integridad sin hacer modificaciones.

Para esto, hemos dispuesto un mecanismo de armonización en la Caja de Herramientas (ver pregunta 8), así como sugerimos llevar a cabo un proceso participativo para involucrar a los servidores de la entidad en la toma de decisiones en torno a la adaptación del Código.

En cuanto a la imagen gráfica, el código de integridad, así como todos los materiales de las actividades y estrategias que componen la Caja de Herramientas son completamente adaptables a la imagen de cada entidad. De hecho, en algunas entidades incluso han optado por re-nombrar el Código y han implementado varios tipos de estrategias para crear una “marca” en torno a su código de integridad particular.