• Los servidores públicos somos personas que con vocación y orgullo trabajamos duro todos los días para servir y ayudar a los colombianos. Es por esto que este Código es tan importante. Llévalo contigo, léelo, entiéndelo, siéntelo y vívelo día tras día.

En el Código encontrarás una definición para cada valor

y una lista de las acciones que orientan la integridad de nuestro comportamiento como servidores públicos.

Conoce el Código aquí

Actúo siempre con fundamento en la verdad, cumpliendo mis deberes con transparencia y rectitud, y siempre favoreciendo el interés general.

HONESTIDAD

Reconozco, valor y trato de manera digna a todas las personas, con sus virtudes y defectos, sin importar su labor, su procedencia, títulos o cualquier otra condición.

RESPETO

Soy consciente de la importancia de mi rol como servidor público y estoy en disposición permanente para comprender y resolver las necesidades de las personas con las que me relaciono en mis labores cotidianas, buscando siempre mejorar su bienestar.

COMPROMISO

Cumplo con los deberes, funciones y responsabilidades asignadas a mi cargo de la mejor manera posible, con atención, prontitud, destreza y eficiencia, para así optimizar el uso de los recursos del Estado.

DILIGENCIA

Actúo con imparcialidad garantizando los derechos de las personas, con equidad, igualdad y sin discriminación

JUSTICIA

Sign Up Form

La Caja de Herramientas

Dado que el Código fue creado con un enfoque hacia la acción, es decir, sus valores se componen de principios de acción que obedecen a las dinámicas cotidianas del servicio público, esta caja de herramientas busca garantizar que el contacto de los servidores con el Código sea experiencial.

Manual de Implementación

Cómo leer, entender, e implementar la caja de herramientas a través de paso a paso que te permitirá planear, ejecutar y evaluar esta implementación de manera práctica y sencilla

Actividades y Herramientas

Ideas para generar el cambio que queremos. Estas están divididas en 4 categorías de acción necesarias para conseguir un cambio: Activar - Fomentar - Ejemplificar - Comprometer

ACTIVAR

Se trata de proporcionar la información, habilidades, procedimientos y espacios que necesitan para tomar decisiones acordes al objetivo de cambio que se quiere lograr. Así mismo, es importante eliminar las barreras que puedan impedir a las personas actuar hacia el cambio.

Ver Actividades

FOMENTAR

Estas actividades y herramientas buscan proporcionar incentivos positivos y negativos para que los servidores se sientan realmente motivados a hacer su trabajo de la manera más íntegra posible.

Ver Actividades

EJEMPLIFICAR

Aquí entran las herramientas que logren comunicar tanto a servidores como a ciudadanos lo que los servidores públicos y las entidades en donde trabajan están haciendo para ser cada vez mejores en su prestación de servicios al país.

Ver Actividades

COMPROMETER

Entre más interacción puedan tener las personas con las actividades, mejor. Se trata de invitar a los servidores a participar de manera activa en su propia transformación. Con este tipo de acciones se pretende que los servidores se comprometan con el Código de Integridad.

Ver Actividades

Seguimiento a la Integridad

Un instrumento de medición que hemos desarrollado con el fin de conocer el grado de apropiación de los valores en todas las entidades públicas.

Historias de Integridad

Preguntas Frecuentes

Política de Integridad, Código de Integridad y Caja de herramientas

1. ¿Por qué se creó el Código de Integridad?

Los Códigos de Ética que existían en las entidades colombianas como parte del MECI se caracterizaban por su heterogeneidad, por ser extensos y complicados, y porque en muchos casos fueron escritos por consultores externos; lo anterior significaba que los servidores públicos en su mayoría no conocían el código de ética de su entidad.

Esto llevó a que se planteara la necesidad de crear un Código de Integridad para todas las entidades del Estado que diera continuidad al trabajo que venían haciendo los Equipos de Talento Humano frente a la ética pública y la promoción de la transparencia, pero ahora desde una óptica más práctica, pedagógica y preventiva, proponiendo un lenguaje común entre las entidades y sus servidores.

En muchos países del mundo hay una tendencia hacia un enfoque preventivo y pedagógico en torno a la ética pública que complemente el enfoque disciplinario (los códigos disciplinarios, los mecanismos de control interno, los entes de control, etc). Buscamos adoptar este enfoque en el contexto colombiano.

2. ¿Cómo se construyó el Código de Integridad?

El Código de integridad fue construido por medio de un proceso colaborativo y co-creador en donde más de 25.000 servidores públicos y ciudadanos participaron en la identificación de los valores que los componen. Este proceso fue liderado por un equipo interdisciplinario de Función Pública, específicamente de la Dirección de Participación, Transparencia y Servicio al Ciudadano y el Equipo de Cambio Cultural de dicha entidad.

3. A partir de los resultados del proceso participativo ¿Cómo se redactó y diseñó el código?

Para seleccionar los 5 valores, el equipo de trabajo revisó los más votados por servidores y ciudadanos en el proceso participativo e integró los valores que más se asemejaban unos con otros. Así, se definió que el código estaría compuesto por los siguientes valores: Honestidad (integración de honestidad y transparencia – 13.879 votos), Respeto (1.168 votos), Compromiso (integración de Actitud de Servicio y Compromiso – 4.137 votos), Diligencia (Integración probidad, idoneidad y eficiencia – 2.138 votos) y Justicia (643 votos). Una vez seleccionados los valores, el equipo de Función Pública trabajó en la redacción de las definiciones, así como de los principios de acción, buscando mantener un lenguaje simple y cercano. También se le apostó a un diseño fresco y agradable, con fotos de servidores públicos reales.

4. ¿Qué relación tiene el Código de Integridad con el MIPG II?

El Código de Integridad es el principal instrumento técnico de la Política de Integridad del Modelo Integrado de Planeación y Gestión - MIPG II, la cual hace parte de la Dimensión de Talento Humano. Dado que el principal objetivo del MIPG es fortalecer el talento humano de las entidades, el Código de Integridad aporta a dicho propósito a través de un enfoque de integridad y orgullo por lo público diseñado para trabajar de la mano con los servidores públicos.

Al ser parte del MIPG, se busca que el Código de Integridad sea adoptado por parte de los organismos y entidades de los órdenes nacional y territorial de la Rama Ejecutiva del Poder Público. En el caso de las entidades descentralizadas con capital público y privado, el Modelo, y por ende el Código de Integridad, es vigente para aquellas en que el Estado posea el 90% o más de su capital social.

5. ¿Cuál es el alcance del Código?

Como parte de la operación del MIPG II, cada entidad deberá emprender un proceso para adoptar el Código de Integridad, haciendo las modificaciones que se consideren pertinentes (ver pregunta 8) y formulando una estrategia de socialización y apropiación del Código para los servidores públicos de la entidad. Por su puesto, lo anterior implica una transacción desde los anteriores códigos de ética de cada entidad hacia la apropiación colectiva de este instrumento que compartiremos todos los servidores públicos del país.

6. ¿Qué pasa con los códigos de ética, los códigos de buen gobierno y el código de ética del auditor?

Códigos de ética:

Estrictamente hablando, el Código de Integridad reemplaza a los códigos de ética de las entidades que fueron construidos bajo el marco del MECI. En este sentido, invitamos a las entidades a hacer parte de la implementación del Código de Integridad del Servicio Público, generando un proceso de armonización entre los valores formulados por la entidad en el Código de Ética, frente a lo formulado en el Código de Integridad (ver pregunta 8).

Con esto buscamos que esta estrategia no sea un “borrón y cuenta nueva”, sino que las entidades puedan efectivamente dar continuidad a sus procesos previos mediante la apropiación del Código de Integridad, y que esta estrategia se vea enriquecida por el conocimiento que cada grupo de gestión humana tiene de su entidad. Buscamos frenar la dispersión de códigos de ética y que todas las entidades del país compartamos un estándar de comportamiento definido a través de los 5 valores que componen el Código de Integridad.

Códigos de Buen gobierno:

Estos códigos fueron concebidos desde el MECI como instrumentos diferentes a los códigos de ética por su enfoque en la gerencia corporativa. Si bien con el paso de los años en muchas entidades los códigos de ética y de buen gobierno se han fusionado, creemos que es importante diferenciarlos. En este sentido, el Código de Integridad no tiene relación alguna con los códigos de buen gobierno, ni los afecta de ninguna manera.

Dicho lo anterior, las entidades en donde existen códigos de buen gobierno vigentes y de utilidad para los procesos gerenciales tienen total autonomía para seguirlos trabajando de manera independiente al Código de Integridad.

Códigos de ética del auditor interno:

Según el Decreto 648 de 2018, en el cual se establecen los instrumentos para la actividad de la auditoría interna, el Código de Ética del Auditor es un instrumento esencial para dicho proceso y, como tal, se constituye en un elemento clave en el desarrollo de las funciones de los auditores internos de las entidades, pues contiene lineamientos que atienden a la objetividad, independencia y debido cuidado profesional que deben tener dichos servidores públicos en el ejercicio de su labor. En este sentido, el Código de Ética del Auditor es distinto al Código de Integridad, dado que el segundo es una guía de acción para la totalidad de los servidores públicos independiente de sus funciones específicas.

Ahora bien, se recomienda revisar la posibilidad y pertinencia de incluir en el Código de Ética del Auditor elementos del Código de Integridad para así alinear estos instrumentos y facilitar su seguimiento y evaluación futura.

7. ¿Cómo pueden las entidades adaptar el Código de Integridad?

Como un paso previo a la adaptación del código, sugerimos adelantar el proceso de armonización entre el Código de Ética de la entidad y el Código de Integridad, lo cual permitirá identificar qué elementos del código de ética particulares de cada entidad no hacen parte del Código de Integridad. El siguiente paso será entonces determinar si esos elementos son fundamentales para la entidad y por tanto deben o no ser adicionados al Código de Integridad de la entidad.

Cada entidad podrá optar por agregar hasta dos valores adicionales, así como añadir o ajustar principios de acción de los 5 valores del código general. Estas adaptaciones al Código general son complemente opcionales y corresponden a la autonomía de cada entidad; de preferirlo así, una entidad es libre de adoptar el Código de Integridad sin hacer modificaciones.

Para esto, hemos dispuesto un mecanismo de armonización en la Caja de Herramientas (ver pregunta 8), así como sugerimos llevar a cabo un proceso participativo para involucrar a los servidores de la entidad en la toma de decisiones en torno a la adaptación del Código.

En cuanto a la imagen gráfica, el código de integridad, así como todos los materiales de las actividades y estrategias que componen la Caja de Herramientas son completamente adaptables a la imagen de cada entidad. De hecho, en algunas entidades incluso han optado por re-nombrar el Código y han implementado varios tipos de estrategias para crear una “marca” en torno a su código de integridad particular.

8. ¿Es necesario adoptar el Código de Integridad a través de un acto administrativo que explícitamente lo defina?

No es necesario; En la medida que el MIPG fue decretado mediante la expedición del Decreto No. 1499 de 2017, desde el momento de su expedición todos sus componentes entraron en vigencia para las entidades para las cuales tiene aplicabilidad el modelo. Esto quiere decir que con dicho decreto el Código de Integridad entró en vigencia jurídica para todas estas entidades. Ahora bien, si por facilidades administrativas es de utilidad para la entidad expedir un acto administrativo que derogue el código de ética anterior y adopte el Código de Integridad, es completamente válido.

9. ¿La implementación del Código de Integridad será evaluada a través del FURAG 2?

El FURAG 2 incluye preguntas que buscan medir el nivel de implementación del Código de Integridad en las entidades, pero estas preguntas no serán empleadas para evaluar el nivel de integridad de cada entidad. Esto obedece a dos razones: la primera es que buscamos que las entidades no implementen el Código de Integridad porque se sientan obligadas a hacerlo, sino porque consideren que es importante; la segunda es que entendemos la integridad como un compendio de actitudes y comportamientos de los servidores públicos que buscamos sean reforzados a través del Código.

En este sentido, construimos un índice de integridad que contempla la gestión de las entidades en 3 categorías: 1. Adecuación institucional para la integridad, 2. acciones para promover ciudadanos corresponsables, y 3. acciones para promover la integridad de los servidores públicos.

Así mismo, la Política de Integridad cuenta con una Matriz de Autodiagnóstico que permitirá a las entidades hacer una revisión de su gestión en la implementación y seguimiento del código de integridad.

10. ¿El Código de Integridad aplica solo para servidores públicos de planta?

El Código de Integridad fue construido teniendo en mente a todas las personas que trabajan al servicio del país desde las entidades de la rama ejecutiva del Estado. Esto, por supuesto, incluye a maestros, policías, soldados, diplomáticos, servidores de planta temporal, contratistas del Estado, pasantes, etc., independiente de en qué parte del país se encuentren. Por esto, hacemos énfasis en la necesidad de involucrar a todas las personas que trabajan en las entidades en los procesos de socialización y apropiación de este Código, independiente de su tipo de contratación.

11. ¿Qué pasa con los comités de ética?

El Artículo 2.2.22.3.8 del Decreto 1499 de 2017, por el cual se expide el MIPG II, expresa que: “En cada una de las entidades se integrará un Comité Institucional de Gestión y Desempeño encargado de orientar la implementación y operación del Modelo Integrado de Planeación y Gestión MIPG, el cual sustituirá los demás comités que tengan relación con el Modelo y que no sean obligatorios por mandato legal.”

Como se infiere del artículo referenciado, las políticas del MIPG serán planeadas y evaluadas por el Comité Institucional de Gestión y Desempeño, el cual deberá ser el único comité en las entidades. No obstante, se podrán conformar grupos de trabajo, equipos técnicos o fuerzas de tarea que apoyen la formulación de estrategias de operación y articulación al interior de la entidad. En el caso de que estos grupos ya estén conformados, podrán continuar trabajando como grupos de trabajo que apoyen el Comité Institucional de Gestión y Desempeño y deberán cambiar su nombre de manera que ya no se conozcan como comités.

En este nuevo contexto, se sugiere ajustar el nombre del Comité de Ética y que este equipo de trabajo se convierta en un grupo de apoyo que trabaje de la mano con el Comité Institucional de Gestión y Desempeño para adelantar la socialización y apropiación del Código de Integridad, así como seguir adelante con las funciones que se venían manejando previamente. Para las entidades que no cuentan hasta el momento con comités de ética, sugerimos crear un equipo de trabajo de integridad.

Este equipo de trabajo debe ser liderado por los grupos de gestión humana como líderes de la política de integridad. Otros aliados para este equipo son: Oficinas de planeación, oficinas de control interno, grupos y oficinas de comunicaciones, y grupos de servicio al ciudadano.

12. ¿Qué es la Caja de Herramientas?

El Código en sí mismo no es suficiente para convertirse en una guía pedagógica realmente aplicable de los valores y acciones propuestas. Es fundamental contar con un sistema de implementación que permita no sólo que los servidores públicos conozcan el Código, sino que efectivamente tengan espacios para vivirlo, interiorizarlo, apropiarlo, relacionarlo con su labor cotidiana. Para esto, creamos la Caja de Herramientas de socialización y apropiación del Código. Esta caja es solo un compendio de ideas, no es vinculante ni de obligatorio cumplimiento. Las entidades podrán optar por adaptar las herramientas a sus necesidades y realidades, así como por implementar sus propias metodologías para trabajar el Código de Integridad con los servidores.

La caja de herramientas es una guía práctica de implementación del Código que permitirá darle vida a estos valores. Contiene una serie de actividades y estrategias para llevar a cabo la socialización e implementación del Código de Integridad dentro de las entidades. Más allá de las actividades en particular, la caja se constituye en una propuesta de una nueva manera de hacer las cosas, de ubicar al servidor público en el centro de estos asuntos y de buscar, a través de actividades lúdicas, innovadores, dinámicas, simbólicas y reflexivas que impacten en lo cotidiano, identificar buenas prácticas para enaltecer, compartir y aprender de ellas, y ajustar hábitos negativos en nuestra labor como servidores.

13. ¿Cuál es la relación del Código de Integridad con la ley Anticorrupción y las mediciones de Transparencia por Colombia?

El Código de Integridad busca ser el complemento pedagógico, positivo y preventivo de las disposiciones de la Ley Anticorrupción. En este sentido, su implementación contribuye a los procesos que cada entidad desarrolla para cumplir con lo dictaminado en dicha Ley, así como es evidencia adicional para las evaluaciones de Transparencia por Colombia. Por último, es importante dejar claro que la Política de Integridad está completamente articulada con el proyecto de la Ruta de Integridad de la Secretaría de Transparencia.

Entidades Aliadas

logos entidades

© 2017 Función Pública | Todos los derechos reservados | Espacio Virtual de Asesoría | EVA